laura

Herencias y notarías van de la mano pero… ¿es siempre así?

Los gastos a afrontar en notaría a la hora de tramitar una herencia no suelen ser precisamente exiguos. Es por ello que nos preguntamos, ¿es siempre necesario pasar por dicho trámite?

Existen ciertos casos previstos legalmente en los cuales podemos evitar el costoso servicio de la notaría a la hora de procesar una herencia. Dichos escenarios son los siguientes:

  • Herencia en la que no existen bienes inmuebles: En aquellos casos en los que la masa hereditaria esté compuesta por dinero en metálico, acciones u otros bienes muebles tales como joyas, obras de arte… no será necesario acudir al notario, bastando en esta ocasión con la formalización en documento privado (cuaderno particional) de la aceptación y partición de la herencia, debiendo reflejar los bienes, deudas… así como la respectiva adjudicación.
  • Herencia con hijo único: En aquellos casos en que el llamado a la herencia sea hijo único y no exista ningún interesado con derecho a legítima ni persona autorizada para adjudicar la herencia, el mismo heredero podrá presentar una instancia con el título sucesorio y los documentos pertinentes, siendo tan solo necesario que su firma esté legitimada notarialmente para poder inscribir en el Registro de la Propiedad la herencia a su favor.
  • Usufructo del cónyuge supérstite: En aquellos casos que uno de los cónyuges fallezca y medie testamento en el cual se otorgue al cónyuge supérstite el usufructo universal y vitalicio de los bienes de la herencia, no será necesario acudir al notario si además no hay intención de vender los bienes o adjudicarlos a alguno de los herederos.

No obstante, en todos estos casos comentados, se habrán de liquidar todos aquellos impuestos devengados.

Si tienes cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.



Deducción Planes de pensiones 2022

Con tantos cambios respecto a las aportaciones a los planes de pensiones, ¿Cuánto me puedo deducir en la Renta de 2021 y cuánto me podré deducir en este 2022?

Las aportaciones a los Planes de Pensiones están siendo objeto de muchas modificaciones en estos últimos años. Si bien hasta 2020 podían ser objeto de reducción en la base imponible hasta 8.000€ por las aportaciones a estos productos, en 2021 fue rebajada dicha reducción a 2.000€ y para este 2022 se queda el límite en 1.500€.

No obstante, cabe mencionar ciertos detalles que afectan a la campaña de la renta 2021 y a las aportaciones que se realicen a los Planes de Pensiones en 2022.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que dicho límite de 2.000€ para 2021, se puede ver ampliado en 8.000€ siempre y cuando dicho incremento provenga “exclusivamente” de las contribuciones empresariales.

En segundo lugar, y haciendo referencia a las comillas expuestas en el párrafo anterior, para este 2022 el límite se queda en 1.500€, pudiendo incrementarse en 8.500€ si tales aportaciones provienen ya no exclusivamente de contribuciones empresariales, sino también de las aportaciones que el mismo trabajador haga al mismo plan de pensiones o instrumento al que lo haya hecho el empresario, con  el límite de aportar la misma o menor cantidad que la que ha realizado el propio empresario.

Se debe tener en cuenta que, estos incrementos a 8.000€ o 8.500€ están referidos a contribuciones a planes de pensiones de empleo, es decir, a aquellos que han sido promovidos por la empresa, sindicatos, federaciones o asociaciones empresariales. Tienen estos productos una doble ventaja fiscal:

Por una parte, el trabajador se podrá deducir dichas aportaciones de igual manera que respecto a los Planes de Pensiones Individuales y; de otra, las aportaciones que realice la empresa serán gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

Si quieres ampliar información al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.



Plusvalía inconstitucional, ¿y ahora qué?

La STC del 26 de octubre de 2021 ha declarado inconstitucionales y nulos los artículos 107.1 2º párrafo, 107.2.a y el 107.4 del TRLHL. ¿Qué consecuencias supone dicha sentencia?

La STC del 26 de octubre de 2021 ha declarado inconstitucionales y nulos los artículos 107.1 2º párrafo, 107.2.a y el 107.4 del TRLHL. ¿Qué consecuencias supone dicha sentencia?

En pocas palabras, la sentencia viene a declarar que los mencionados artículos vulneran el principio de capacidad económica reconocido en el artículo 31.1 de la Constitución Española, al no considerar la realidad del mercado inmobiliario y la pasada crisis económica, dejando de lado la capacidad económica demostrada por el contribuyente que a su vez es el objeto que grava el impuesto.

Con todo ello, ¿qué efectos cabe esperar para el contribuyente? Éstos dependerán según la situación y fecha en cada caso:

DEVENGOS ANTERIORES AL 26/10/2021

  • En caso de no existir liquidación o autoliquidación, no se debería tributar
  • Si existen liquidaciones o autoliquidaciones, pero éstas no son firmes por haber sido recurridas o impugnadas, se debe continuar con el recurso o impugnación, éste será estimado y no se tributará
  • Si se trata de situaciones consolidadas o firmes (liquidaciones no impugnadas o autoliquidaciones sin solicitud de rectificación) se deberá tributar. No obstante, en este supuesto cabría la posibilidad de reclamar responsabilidad patrimonial en atención al artículo 32.4 Ley 40/2015

DEVENGOS ENTRE EL 26/10/2021 Y EL 09/11/2021

  • No tributarán, es decir, no se deberá presentar autoliquidación o, en caso de liquidación practicada por la administración, cabe recurso que será estimado

DEVENGOS A PARTIR DEL 10/11/2021

  • Debería tributar en atención a la nueva normativa RDL 26/2021


¿Cómo tributan los ETF?

He invertido en un ETF, ¿tributan igual que los fondos de inversión?

Un ETF (Exchange Trade Fund) no es más que un fondo de inversión que se negocia en el mercado secundario, es decir, que cotiza en bolsa. A diferencia de los fondos de inversión tradicionales o los fondos indexados, los ETF se pueden comprar y vender en cualquier momento a lo largo del día, mientras que, en los anteriores, podrás cursar la orden de suscripción o reembolso en cualquier momento, pero ésta no se ejecutará hasta el final del día al precio del valor liquidativo.

Es por ello que, debido a su particular funcionamiento, los ETF son tratados en la práctica como las acciones. De hecho, ya ocurría así para el caso de los ETF nacionales, si bien, en contraposición, los ETF extranjeros eran considerados por la DGT (Dirección General de Tributos) según consulta vinculante V4596, como fondos de inversión al uso, lo que permitía un diferimiento fiscal hasta el momento de reembolso.

Sin embargo, con la entrada en vigor de la ley 11/2021 de medidas de prevención y lucha contra el fraude, ahora también los ETF extranjeros son considerados en la práctica fiscal como acciones, por lo que se deberá de tributar en IRPF tanto por el reembolso como por cada traspaso de ETFs.

Las ganancias o pérdidas producidas por dicho reembolso o traspaso tributarán en la base imponible del ahorro del IRPF como ganancias o pérdidas patrimoniales, por lo que los tipos impositivos responderán a los siguientes tramos:

  • Hasta 6.000€: 19%
  • De 6.000€ a 50.000€: 21%
  • De 50.000€ a 200.000€: 23%
  • Más de 200.000€: 26%


LINEA COVID AYUDAS DIRECTAS A AUTONOMOS Y EMPRESAS MURCIA

El proximo Lunes 7 la Comunidad Autonoma de la Region de Murcia hara publica la convocatoria de las ayudas directas gestionadas a traves de las comunidades autonomas correspondientes al llamado fondo de rescate europeo.

Dichas ayudas no se concederan por orden de peticion como en otras lineas, si no por concurrrencia competitiva, asi mismo su objetivo es paliar y aliviar el pago de deudas pendientes ocasionadas por la pandemia. El dinero debera destinarse exclusicamente y por este orden: facturas pendientes de pago con proveedores por orden de antigüedad y posteriormente deuda bancaria, primando la que cuente con aval publico( Prestamos ICO covid).

La novedad mas importante en la convocatoria de la Region de Murcia, es la incorporacion de 36 nuevas actividades que son susceptibles de solicitar las ayudas respecto a las anunciadas a nivel nacional. Puede consultarlas en el anexo  I que se encuentra al final de la Orden de 31 de Mayo de la Consejeria de Empresa

A continuacion le explicamos las caracteristicas mas importantes:

¿A quién va dirigida esta ayuda?

Autónomos (empresarios y profesionales) y empresas (también grupos de empresas) que cumplan los siguientes requisitos:

  • No financieras 
  • Domicilio fiscal en España o establecimiento permanente en España a través del cual operan si no son residentes en España
  • Para solventar deudas, pagos a proveedores/acreedores y costes fijos
  • Adscritos a sectores definidos en Anexo I Decreto Ley 5/2021
  • Caída de > 30% del volumen de operaciones en 2020 respecto a 2019
  • Para grupos de empresas consolidados se tendrá en cuenta el propio grupo, no las empresas de forma individualizada
  • EXCLUIDO si actividad económica en Estimación Directa (ED) en IRPF 2019 negativa; o si es negativa la Base Imponible (BI) del IS o IRNR antes de reserva capitalización y compensación bases imponibles negativas
  • Mantener la actividad correspondiente a las ayudas hasta el 30/06/2022
  • No repartir dividendos durante 2021 ni 2022
  • No aprobar incrementos en las retribuciones de la alta dirección durante 2 años
  • No sentencia firme a la pena de pérdida de posibilidad de obtener subvenciones/ayudas públicas; delitos prevaricación; cohecho; malversación de caudales públicos; tráfico de influencias; fraudes y exacciones ilegales o delitos urbanísticos
  • No haber dado lugar a resolución firme de contratos con la Administración por causa culpable
  • Estar al corriente de pagos por reintegros de subvenciones o ayudas públicas
  • Estar al corriente en las obligaciones tributarias frente a Seguridad Social
  • No haber solicitado concurso voluntario, declarado insolvente/en concurso, sujeto a intervención judicial o inhabilitado
  • No residencia fiscal en paraíso fiscal

¿De qué importe es la ayuda?

  1. Hasta 3.000€ para empresarios o profesionales en régimen de Estimación Objetiva (EO) en IRPF
  2. Hasta 40% del exceso de caída sobre el 30% respecto a 2019 para empresarios o profesionales en ED en IRPF; así como para entidades con <= 10 trabajadores
  3. Hasta 20% del exceso de caída sobre el 30% respecto a 2019 para entidades con >10 trabajadores
  • En los casos 2 y 3 la ayuda no será inferior a 4.000€ ni superior a 200.000€

Para cualquier consulta o duda referente a este asunto no dude en ponerse en contacto con nosotros.



¿Y como tributan las criptomonedas?

El año 2.020 ha sido el año que la inversión en criptomonedas ha eclosionado debido a la entrada de pequeños inversores en la compra de estas atraídos por las altas rentabilidades obtenidas en el corto plazo asi como la entrada de otros agentes de gran tamaño apostando por un futuro todavía incierto.

¿Qué son?
Las monedas v
irtuales o “criptomonedas” son entendidas como la representación digital de valor no emitida ni garantizada por un Banco Central ni por una autoridad pública, aceptada por las personas físicas o jurídicas como medio de pago, pese a no estar necesariamente asociada a una moneda de curso legal ni tener la propia consideración de moneda o divisa, con la capacidad de transferirse, almacenarse o negociarse por medios electrónicos.
No tienen la consideración de moneda o divisa ya que no cumplen con las características propias de éstas, que son: ser un medio de cambio (bajo nivel de aceptación entre el público), unidad de cuenta y depósito de valor. Por tanto, no debemos confundirlas con dinero electrónico, que sí es un mecanismo de transferencia digital de moneda (art. 2.2 Directiva 2009/110/CE) poniendo como ejemplo Paypal.
Realidad normativa
Ante estos nuevos “activos” con los que nos encontramos, distintas son las formas de afrontarlas legalmente. Podemos encontrarnos hasta con 3 distintos escenarios normativos.

  • La primera opción, por la que abogan países como China o Corea del Norte, ha sido la de prohibir las emisiones y operaciones de este tipo de activos. Esta estrategia tiene la ventaja de proporcionar mayor certeza a un bajo coste regulatorio en detrimento de la innovación y pudiendo favorecer indirectamente a un uso clandestino por la mencionada falta de regulación
  • La segunda opción está basada en asumir que las criptomonedas son un nuevo tipo de activo, totalmente diferente a lo regulado hasta el momento, y que la complejidad de encajarlas en la normativa de valores, aconsejaría emitir una normativa legal mientras no se disponga de una internacional o europea. Israel, México, Rusia o Tailandia son algunos de los países que optan por este escenario.
  • El tercer escenario, y que es el que es propio de países como España, Reino Unido, Suiza… la realidad es la de aplicar la normativa existente en materia de valores o instrumentos financieros siempre y cuando no exista una regulación internacional o europea, teniendo en cuenta que si se podrán introducir ajustes normativos o criterios interpretativos a la hora de aclarar la aplicabilidad de las normas existentes.
    Futura e inminente realidad
    Actualmente, nos encontramos en un proceso de actualización o cambio respecto a la regulación de las criptomonedas. Esto es así debido a que nos encontramos ante la elaboración de un anteproyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, como transposición de la Directiva (UE) 2016/1164.
    En el mencionado anteproyecto se abordan varios aspectos relativo tanto a la mayor regulación de los prestadores/proveedores de servicios de criptomonedas como a las propias personas físicas a la hora de tributar por las ganancias o pérdidas producidas por el uso, transferencia, intercambio… de estas monedas virtuales.
    Tributación IRPF
    Cuando nos referimos a las criptomonedas como forma de inversión y no como forma de pago nos encontramos ante la situación de que lo que realmente se está produciendo es una transmisión patrimonial según lo establecido en el art. 33.1 LIRPF. Esto es así debido a que, siempre que la Ley no lo califique como rendimientos de las actividades económicas, cualquier alteración de la composición del patrimonio del contribuyente encajaría dentro de la definición de ganancia o pérdida patrimonial establecida en el mencionado artículo de la LIRPF. Por tanto, las ganancias o pérdidas patrimoniales producidas por las criptomonedas deberán tenerse en cuenta a la hora de tributar en el IRPF.
    Ante esta situación se nos aparecen al menos 2 cuestiones: ¿Qué entendemos por ganancias o pérdidas patrimoniales? y ¿A qué período debemos imputarlas?
    Para responder a la primera cuestión, debemos atender a la LIRPF, al Código Civil y a consultas vinculantes a la DGT.
    Según el art. 14.1.c) LIRPF, las ganancias y pérdidas patrimoniales se imputarán en el período impositivo en que tenga lugar la alteración patrimonial. Pero, ¿qué entendemos por alteración patrimonial? Pues bien, queda bastante claro que cuando vendemos o canjeamos las monedas virtuales que en su momento compramos por dinero en curso legal se produce una alteración patrimonial, pues de dicho intercambio puede haber surgido una ganancia o pérdida en referencia al momento en el que las adquirimos. Pero más complejo podría ser el intercambio de la moneda virtual que ostentábamos por otra moneda virtual distinta. En ese caso, atendiendo a consultas vinculantes de la DGT, debemos atenernos a lo establecido por el CC en su artículo 1538, en el que se habla de la permuta, entendida ésta en pocas palabras como el intercambio de una cosa por otra. Y ¿cómo relacionamos esa figura legal o contractual con el intercambio de criptomonedas? La realidad es que como ya he mencionado anteriormente, las monedas virtuales no son consideradas monedas de curso legal, y es por ello, que son consideradas bienes inmateriales, diferentes entre ellas, por lo que su intercambio es considerado una permuta. Por ello, dicho canje supone una alteración en la composición patrimonial como la diferencia del valor de la moneda que se adquiere con respecto al valor al que se obtuvo la moneda que se entrega a cambio.
    Es decir habrá que considerar cada canje entre criptomonedas en el monedero virtual como una operación susceptible de ser considera ganancia o pérdida patrimonial.
    Una vez que ya tenemos claro que nos encontramos ante una alteración patrimonial, lo que nos viene a la mente es:
    ¿Cuánto tributamos por ello?
    Pues bien, dichas transmisiones patrimoniales están incluidas dentro de la renta del ahorro según el art. 46 b) LIRPF. Esto supone que los tipos a aplicar a las ganancias serán del 19% hasta los primeros 6000€; del 21% para los siguientes 44000€; del 23% para los siguientes 150000€ y del 26% para ganancias de más de 200.000€.
    ¿Qué pasa si obtenemos pérdidas? Para el caso de que el contribuyente obtuviera pérdidas con la transmisión, éstas podrán ser compensadas con los saldos positivos de las restantes transmisiones. Si el saldo de dicha compensación fuera negativo, se compensaría con el saldo positivo si lo hubiere de los rendimientos de capital con el límite del 25% de dicho saldo positivo. Si a pesar de ello siguiera habiendo saldo negativo, éste se podría compensar durante los siguientes 4 años en el mismo orden ya mencionado.
    Tributación IS
    En el caso de una empresa, debemos distinguir si se trata de una compañía cuyo objeto es la compra/venta de monedas virtuales o si su objeto ordinario es otro distinto pero, de manera adicional, invierte/compra criptomonedas.
    Para el primer caso (empresa cuya actividad principal es la compra/venta de criptomonedas), éstas deberán aparecer dentro de la partida de existencias en su balance, por lo que, a final de ejercicio, la variación de existencias también será una parte que afecte al resultado de explotación, al igual que las ventas y los costes de venta de este tipo de producto.


CONCURSO: UNA POSIBLE SOLUCIÓN

Hace unos meses se prorrogó la moratoria para presentar concurso. Una vez finalice, se prevé que aumente el número de empresas que caerán en esta situación

Cuando una empresa está en dificultades, la ley establece un procedimiento especial para superar la situación: la declaración de concurso de acreedores. Con el concurso se detienen todos los pagos anteriores, con la finalidad de intentar llegar a un acuerdo con los acreedores sobre una reducción de la deuda, o un aplazamiento, o ambas cosas a la vez. A estos efectos:

  • Una vez se manifieste una desatención generalizada de pagos, el administrador de la empresa deudora tiene dos meses para solicitar el concurso voluntario. Si no lo hace, puede llegar a ser declarado responsable de las deudas sociales, por no haber actuado con diligencia.
  • La solicitud también puede ser presentada por algún acreedor (en estos casos el concurso se denomina “necesario”).

Debido a la crisis económica derivada del COVID-19, los plazos para la solicitud de concurso quedaron suspendidos hasta el 14 de marzo de 2021 (de manera que el administrador no incurre en responsabilidad si espera hasta dicha fecha para presentar la solicitud). Del mismo modo, también se suspendió hasta esa fecha la tramitación de las solicitudes de concurso necesario presentadas por los acreedores desde el 14 de marzo de 2020.

Todo el procedimiento concursal está enfocado a conseguir un acuerdo con los acreedores para asegurar la continuidad de la actividad. Y si dicho acuerdo no es posible, se procede a liquidar de forma ordenada la sociedad, evitando “carreras” entre los acreedores que podrían perjudicar a unos en beneficio de otros. 



ERTE y como va a afectar a mi declaración de la renta

Los trabajadores que han estado en ERTE y han recibido una prestación del SEPE tiene que tener en cuenta que es posible que, al tener dos pagadores, deban pagar a Hacienda una pequeña cantidad en la declaración de este año.

El problema es que el SEPE no aplica la retención del impuesto del IRPF (en el caso de la prestación de los ERTE), cosa que sí que hacen las empresas en la nómina de los trabajadores. Lo que hará que en algunos casos a estos trabajadores les salga a pagar en su declaración de la renta.

Cuando se tienen dos pagadores es más frecuente que la declaración te salga a pagar. El motivo suele ser que el segundo pagador realiza las retenciones como si fuera el único pagador del año, sin tener en cuenta los ingresos provenientes de otros pagadores, y por lo tanto, aplica un porcentaje de retención menor.

Lo que ocurre es que el SEPE está considerado como un pagador y los trabajadores en ERTE, durante el año 2020, habrán recibido dinero de dos empresas: de la suya hasta el momento del ERTE, y del SEPE. En todos estos casos, la cantidad obligatoria para hacer la declaración de la renta es de 14.000 euros siempre y cuando se hayan recibido mas de 1.500€ del segundo pagador , por lo que multitud de personas que hayan estado en ERTE, o que se encuentren en ERTE actualmente, tendrán que hacer la declaración de la renta de manera obligatoria.

Si es tu caso o no lo tienes claro no dudes en contactar con nuestro departamento tributario.



PAGOS A CUENTA DEL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

Durante este mes de febrero las empresas pueden elegir qué sistema de pagos a cuenta desean aplicar en 2021

Si en 2020 el volumen de operaciones de su empresa no superó los seis millones de euros, durante este mes de febrero puede presentar un modelo 036 y elegir la modalidad de cálculo de los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades para el año 2021 (si no dice nada, en general le será de aplicación el mismo sistema que el año pasado).

 A la hora de decidir qué modalidad le conviene, recuerde:

  • Sistema de cuotas. Si opta por el «sistema de cuotas», en los pagos a cuenta de abril, octubre y diciembre deberá satisfacer un 18% del importe de la cuota a ingresar (casilla 599) de la última declaración presentada del Impuesto sobre Sociedades.
  • Sistema de bases. Si opta por el «sistema de bases», al calcular los pagos a cuenta deberá aplicar un tipo del 17% sobre la base imponible acumulada del ejercicio en curso, pudiendo deducir del resultado obtenido las retenciones e ingresos a cuenta soportados y los pagos fraccionados previamente realizados.

Si su empresa facturó más de seis millones de euros en 2019, en 2020 tuvo que aplicar el sistema de bases de forma obligatoria. Pues bien, si a causa de la crisis económica su cifra de negocios en 2020 ha disminuido por debajo de ese importe, salvo que solicite lo contrario, en 2021 le será aplicable el sistema de cuotas. Por tanto, si desea seguir aplicando el sistema de bases en 2021 (como en los años anteriores), deberá comunicarlo a Hacienda durante este mes de febrero a través del modelo 036.



CIERRE DE CUENTAS

Optimice la factura del Impuesto sobre Sociedades de 2020

Durante las próximas semanas las empresas van a cerrar las cuentas de 2020. Y si han tenido beneficios van a tener que hacer frente al Impuesto sobre Sociedades, con el consiguiente desembolso en un momento en el que, por la crisis sanitaria, conviene reducir las salidas de fondos. 

Pues bien, una revisión completa de la contabilidad y de los incentivos fiscales aplicables puede suponerles un importante ahorro en dicho impuesto. En ocasiones, la simple aplicación correcta de las normas contables ya puede suponer ahorros. Por ejemplo:

  • En materia de amortizaciones, revisando si se están aplicando los coeficientes máximos permitidos por la ley, o si es posible aplicar la amortización degresiva sobre determinados activos, por ejemplo.
  • O si se están computando los deterioros de determinados activos (por ejemplo, si la empresa tiene clientes morosos, o si tiene existencias obsoletas), o si  existen obligaciones que puedan materializarse en el futuro (provisiones),
  • O si los gastos se están computando en el momento en que se devengan. En materia de gastos de personal, por ejemplo, muchas veces es posible periodificar y computar como gasto una parte de las pagas extras del ejercicio siguiente.

En otros casos los incentivos no se aplican en la contabilidad, sino a través de ajustes en la declaración del Impuesto sobre Sociedades (la libertad de amortización o la amortización doble de pymes, por ejemplo; o las reservas de capitalización y nivelación). En estos supuestos, al cierre del ejercicio debe computarse el impacto que estos ajustes van a tener en el pago del impuesto.



PLAN DE CONTROL TRIBUTARIO

Recientemente se ha publicado el Plan de Control Tributario para 2021

Dicho Plan establece las directrices básicas que seguirá la Agencia Tributaria en materia de comprobación y recaudación. En materia de comprobación, se pondrá énfasis, entre otros aspectos, en las siguientes actuaciones:

  • Control de los sectores en los que existe una mayor incidencia de la economía sumergida
  • Control de las posibles manipulaciones en sistemas informáticos que persigan la ocultación de una parte de las ventas de la actividad.
  • Control de aquellos sectores en los que, por existir un alto porcentaje de clientes que son consumidores finales, se puede producir una falta de repercusión efectiva del IVA
  • Control de sociedades que no tienen una estructura productiva real y que persiguen ocultar rentas efectivamente obtenidas por personas físicas.

En materia de recaudación, Hacienda pondrá énfasis en la persecución de actividades que busquen dificultarla:

  • Se controlarán especialmente las operaciones que persigan el “vaciamiento patrimonial” de los deudores de Hacienda (compraventas simuladas, donaciones…).
  • Hacienda utilizará, allí donde la ley lo permita, la figura de la “derivación de responsabilidad hacia terceros”, y destinará recursos a demostrar la concurrencia de los supuestos que permitan acudir a dicha derivación.
  • En el inicio de los procedimientos de recaudación, se solicitarán medidas cautelares, con el fin de evitar las operaciones de “vaciamiento patrimonial” indicadas más arriba.

Se perseguirán especialmente a los deudores aparentemente insolventes, controlando las sucesivas sociedades que puedan ir creando.



AMORTIZACIONES DE AÑOS ANTERIORES

Al cerrar las cuentas del ejercicio, pueden aparecer errores que proceden de años anteriores…

En ocasiones, al cerrar las cuentas del ejercicio se detectan gastos que no se contabilizaron en ejercicios anteriores. Estos gastos pueden contabilizarse ahora, y considerarse fiscalmente deducibles si corresponden a ejercicios que todavía están abiertos a inspección.

Otro error frecuente se da con las amortizaciones. Por ejemplo, empresas que no las contabilizan en un ejercicio –por olvido, o porque no quieren deteriorar los resultados- y que después pretenden contabilizarlas en un ejercicio posterior.

Esta amortización olvidada es deducible en el ejercicio en que se contabiliza -siempre que no corresponda a ejercicios prescritos-, pero con algunos límites:

  • En primer lugar, debe contabilizarse la amortización máxima correspondiente al ejercicio que se cierra.
  • Y después pueden computarse las amortizaciones olvidadas de años anteriores, pero sólo según el porcentaje mínimo de amortización según las tablas oficiales.

La contabilización de estas partidas olvidadas debe realizarse contra reservas (y no contra una partida de gasto). La deducción fiscal del gasto se realizará, por tanto, mediante un ajuste extracontable negativo en la declaración del Impuesto sobre Sociedades.



SOCIEDADES CON SOCIO ÚNICO

La crisis económica ha hecho aumentar las discrepancias entre socios y las situaciones en las que uno de ellos se queda con toda la SA o SL

Si el hecho de que haya un único socio no se inscribe en el Registro Mercantil en el plazo de seis meses, dicho socio único pasará a responder de todas las deudas de la sociedad contraídas durante el período de unipersonalidad:

  • Una vez inscrita la unipersonalidad –aunque sea tarde–, no responderá de las deudas posteriores, pero seguirá respondiendo de las generadas hasta ese momento.
  • Esta responsabilidad es ilimitada y solidaria, por lo que el socio único respondería con todo su patrimonio y los acreedores podrían reclamar contra la sociedad, contra el socio único o contra ambos a la vez.
  • La declaración de unipersonalidad y la inscripción pueden realizarse con una escritura específica, pero también puede utilizarse la propia escritura de compraventa de participaciones por la que el adquirente se convierte en socio único.

Mientras subsista la unipersonalidad, la sociedad debe hacer constar este extremo en su documentación, facturas, correspondencia, notas de pedido, anuncios, etc.

En la práctica, se ha implantado la fórmula consistente en añadir al final de la denominación una “U” o “Unipersonal” (por ejemplo, “miempresa S.A.U.”). Ello no implica cambiar la denominación ni modificar los estatutos.

Recuerde, por último, que los contratos que se celebren entre el socio único y la sociedad deben formalizarse por escrito, transcribirse en un libro registro y mencionarse en la memoria de las cuentas anuales.

Durante dos años el socio único responde frente a la sociedad de las ventajas que haya obtenido en perjuicio de ésta como consecuencia de esos contratos (por ejemplo, si compra a la sociedad un activo por un precio inferior al de mercado).



Tributación Dividendos 2021

Ayer 22 de diciembre de 2020, fueron ratificados en el senado los presupuestos generales del estado para el ejercicio 2021. Entre las novedades que incorpora se incluye la modificación en el Impuesto de sociedades del precepto que regula la exención sobre dividendos y ganancias patrimoniales de ventas de participaciones, fijándose que su cuantía sea del 5 por ciento del dividendo o renta positiva obtenida, de forma que el importe que resultará exento será del 95 por ciento de dicho dividendo o renta, en lugar del 100% que se venía aplicando.

A afectos prácticos si una sociedad recibe de una filial un dividendo de 100 € deberá integrarlo como mayor beneficio en un 5% es decir 5€ y sobre ese beneficio tributara el 25%, es decir 1.25 euros. En resumen, por cada 100 euros de dividendo repartido se tributará un 1.25%.

Por lo que los grupos de empresas que tengan intención de repartir dividendos de las reservas acumuladas o de su resultado estimado de 2020 y aprueben su reparto antes del 31 de diciembre de 2020, gozaran de la exención del 100%. A partir del 01/01/2021 deberán imputar el 5% como ingreso tributable en el impuesto de sociedades.

Por otro lado el RDL de 18/2020 de 12 de mayo estableció que  Las sociedades que se acojan a un ERTE por fuerza mayor no podrán repartir los dividendos correspondientes al ejercicio en el que se adoptaron dichas medidas, salvo en el caso de que la sociedad abonase previamente el importe de las cuotas de la seguridad social de cuyo pago hubiese quedado exonerada.

Ahora bien, podrán aprobar reparto de dividendo sobre reservas voluntarias correspondiente a ejercicios anteriores a 2020, así mismo esta limitación no será de aplicación para empresas con menos de 50 trabajadores.

Para cualquier consulta o duda referente a este asunto no dude en ponerse en contacto con nosotros.



Contabilidad Bonificación Seguridad social ERTEs

Recordemos que las bonificaciones al igual que las reducciones de cuotas a la Seguridad Social son deducciones que resultan de la aplicación de determinados porcentajes en la cuota.

La finalidad de las bonificaciones y reducciones de cuotas es principalmente la reducción de los costes de Seguridad Social de la empresa.

En el caso de los ERTEsnos encontramos ante una bonificación en la Seguridad Social

Desde el inicio de la pandemia las empresas se han ido acogiendo a este instrumento para reducir sus cargas durante los periodos de inactividad o reducción de la actividad.

Si bien contablemente la contabilización de la nómina de los trabajadores que estén en ERTE no tiene repercusión ya que si el trabajadora esta al 100% en el ERTE no generara nómina y por lo tanto no hay nada que contabilizar, si esta en un % inferior, por ejemplo el 75% se generara una nómina por el tiempo efectivo de trabajo y será el documento a contabilizar.

Ahora ¿bien que ocurre con la bonificación en la seguridad social? Pues como ya hemos comentado esta bonificación se trata de una subvención recibida por parte de la Seguridad Social para el pago de los seguros sociales por lo que contablemente hay que regístralo por la cantidad no abonada de seguros sociales y si deberíamos haber pagado si nuestros trabajadores no se encontraran en ERTE

El asiento a realizar seria

642 Seguridad Social  a cargo de la empresa           a              740 Bonificaciones Seguridad Social

Aparentemente el ingreso por la subvención (740) y el gasto de la seguridad social (642) se compensan por lo que no tiene efecto sobre la cuenta de resultados.

 ¿Entonces puede no hacerlo ya que no tiene efecto contra la cuenta de resultados?

No, ya que en caso de revisión o inspección de la Agencia tributaria consideraran que no hemos reflejado el ingreso por las bonificaciones recibidas liquidando la cuota correspondiente (25% en el caso de sociedades) de la cantidad no declarada. Así mismo no nos permitirán la deducción del gasto en ese años ya que es requisito indispensable para que un gasto sea deducible que este CONTABILIZADO.

Cualquier duda al respecto no dudes en contactar con el despacho.

Reciba un cordial saludoAvanza Azpeitia.


PRÉSTAMOS DE SOCIOS

En la situación actual puede ser interesante capitalizar los préstamos que los socios hayan otorgado a su propia empresa

Nada impide que los socios de una empresa realicen préstamos a favor de ésta -para afrontar una falta de liquidez puntual, o para afrontar una inversión, por ejemplo-. Pero posteriormente –y en la situación económica actual todavía más- pueden existir dificultades para devolverlos.

En estos casos lo mejor es que dichos préstamos no se devuelvan y queden definitivamente en la sociedad, en forma de capital o de fondos propios. Así se evita el devengo de intereses y se mejora la imagen del balance (a efectos de solicitar financiación bancaria o de proveedores, por ejemplo).

Si este traspaso a fondos propios se realiza antes de final de año, el balance definitivo de 2020 ya reflejará la nueva situación. A estos efectos, existen diversas opciones para que estos préstamos pasen a formar parte de los fondos propios:

  • Traspasarlos a una cuenta de “aportaciones de socios”, sin modificar la cifra de capital. Ello supone un ahorro de costes de notario y registro. Pero a cambio, es necesario que participen todos los socios y que, además, lo hagan en la misma proporción en la que participan en el capital.
  • Otra opción –por ejemplo, si sólo es un socio el que ha realizado el préstamo, o si el préstamo de cada socio no es proporcional a su participación en el capital- es la de pasar esos préstamos a capital. Ello implicará el aumento de éste y el cambio en las proporciones de participación en la empresa.


CARGO RETRIBUIDO

Hacienda vuelve a abrir la polémica sobre la retribución del cargo de administrador

Después de mucha polémica sobre la deducibilidad fiscal de las retribuciones de los administradores, el asunto parecía zanjado en los siguientes términos:

  • La retribución por ejercer el cargo de administrador es fiscalmente deducible siempre que los estatutos prevean que el cargo es retribuido.
  • La retribución derivada del trabajo desarrollado en el día a día de la empresa –por funciones de gerencia o por otro cargo- también es fiscalmente deducible, con independencia de lo que digan los estatutos.

No obstante, una reciente resolución del Tribunal Económico-Administrativo Central ha reabierto la polémica. Según ésta, las funciones de gerencia quedan “absorbidas” por las funciones mercantiles de administrador, por lo que, si los estatutos no prevén la retribución, las sumas satisfechas por el ejercicio de funciones de dirección no son fiscalmente deducibles.

Ante esta situación, lo más prudente es asegurarse de que los estatutos establezcan el cargo de administrador como retribuido estableciendo parámetros para concretar dicha retribución.



UN SOCIO HACE LA COMPETENCIA A LA EMPRESA

Vea cómo actuar si uno de los socios de su empresa les está haciendo la competencia

Si la persona que está haciendo la competencia únicamente es socio (y no administrador), en principio no podrán expulsarlo. Sólo podrían hacerlo si en los estatutos se hubiese establecido como prestación accesoria que los socios no pueden competir con la sociedad, o si se hubiese establecido como causa de exclusión que un socio haga la competencia.

  • No obstante, sí que pueden exigirle responsabilidades si está incurriendo en competencia desleal. Sería el caso, por ejemplo, de que este socio estuviese captando clientes haciéndoles creer que los servicios se los va a prestar la sociedad y no él.
  • También pueden exigirle una indemnización si firmaron un pacto de socios y en él todos los partícipes se comprometieron a no competir con la sociedad.

En caso de que este socio sea también administrador de la sociedad, si tienen una causa legal para excluirle (pagándole el valor de sus participaciones), ya que el administrador de una SA o SL no puede realizar actividades que compitan con la sociedad (salvo que obtenga la autorización de ésta y siempre que no le cause un perjuicio). Ello, sin perjuicio de exigirle una indemnización por los daños que haya causado a la sociedad al haber infringido la prohibición de competencia. 



EL BANCO PIDE GARANTÍAS

Si su banco le solicita que avale las operaciones de su SA o SL, analice sus alternativas…

Muchas empresas tienen asumido que, al solicitar financiación, el banco les pedirá que algún socio avale la operación. Antes de poner en riesgo el patrimonio personal del socio, analice posibles alternativas:

  • Avales del Estado. Recuerde que existen líneas de financiación aprobadas a causa del Covid-19 que están avaladas por el Estado hasta un 80% del importe solicitado.
  • Sociedades de Garantía Recíproca. Otra opción es la de solicitar un aval a una sociedad de garantía recíproca. Se trata de entidades financieras sin ánimo de lucro que prestan avales a las empresas (encontrará un buscador de este tipo de sociedades en www.cesgar.es).

Si no le es posible acceder a estos avales, negocie con su entidad financiera. En general, los avales son solidarios (lo cual implica que el avalista responde del 100% de la deuda), pero ello no es imprescindible. Por ejemplo:  

  • Si su empresa no presenta incidencias previas y tiene un balance saneado, intente negociar la ausencia de aval. Presente datos específicos de la operación a financiar y una previsión de tesorería razonable, para demostrar que no se producirán problemas de liquidez.
  • Si ello no es posible, negocie que el avalista responda sólo con un bien concreto. Por ejemplo, pignorando un depósito bancario de su titularidad).
  • Si en su empresa son varios socios, evite el aval solidario y negocie que todos los socios respondan de forma mancomunada. De esta forma cada socio responderá de la deuda en la misma proporción que tenga en el capital de la empresa.


RECUPERACIÓN DEL IVA DE LOS IMPAGADOS

Recuerde que puede recuperar el IVA no cobrado una vez transcurrido un determinado plazo desde la operación

Cuando su empresa repercute IVA, debe incluirlo en la declaración periódica correspondiente a la fecha en que se haya realizado la operación, incluso aunque no lo haya cobrado (salvo que haya optado por el criterio de caja, circunstancia que no es habitual). 

Pues bien, si han transcurrido seis meses o un año desde la fecha de la operación sin haber cobrado (o sólo un año si su empresa factura más de 6.010.121,04 euros), puede rectificar la factura emitida y anular el IVA repercutido.  De esta forma podrá considerar un menor IVA repercutido en su declaración periódica, y recuperar el importe ingresado a Hacienda en su día.

Para que pueda rectificar la factura deberán cumplirse los siguientes requisitos:

  • Deberá haber instado al deudor a que pague (a través de una reclamación judicial o un requerimiento notarial).
  • El destinatario de la operación deberá ser un empresario o profesional (si no lo es, la base imponible de la operación, IVA excluido, deberá superar los 300 euros).
  • La factura rectificativa deberá emitirse dentro de los tres meses siguientes al transcurso de los seis meses (o un año) indicados, y deberá remitirse al cliente en dicho plazo.
  • La emisión de la factura rectificativa también deberá comunicarse a Hacienda, en este caso dentro del plazo de un mes desde la emisión.

La rectificación sólo se hace a efectos de recuperar el IVA, y en ningún caso implica una renuncia a seguir reclamando el principal.



INFORMACIÓN DE OPERACIONES VINCULADAS

Si su empresa realizó operaciones vinculadas durante el ejercicio 2019, es posible que este mes de noviembre deba presentar el modelo 232

En general, deben declararse en el modelo 232 las siguientes operaciones vinculadas:

  • Las realizadas con una misma entidad que, en conjunto, superen los 250.000 euros.
  • Determinadas operaciones por un importe conjunto de cada tipo de ellas que supere los 100.000 euros (ventas de inmuebles, transmisión de participaciones, operaciones con intangibles, etc.)
  • Las operaciones realizadas con paraísos fiscales, independientemente de su cuantía.
  • Y las cesiones de inmovilizados intangibles a entidades vinculadas que disfruten de la reducción del 60% prevista en la normativa del Impuesto sobre Sociedades, también con independencia de su cuantía.

También es obligatorio declarar las operaciones vinculadas -aunque no se alcancen los límites indicados en los dos primeros puntos anteriores- cuando las operaciones vinculadas del mismo tipo y método de valoración realizadas con una misma entidad vinculada, en conjunto, superen el 50% de la cifra de negocios de la empresa. 



CUENTA CORRIENTE TRIBUTARIA

Hasta el próximo 2 de noviembre puede solicitar que en 2021 le sea de aplicación el sistema de Cuenta Corriente Tributaria

La Cuenta Corriente Tributaria permite compensar entre sí los resultados a ingresar o a devolver de las declaraciones de Impuesto sobre Sociedades, IVA, retenciones y pagos a cuenta, de forma que se podrá efectuar una sola liquidación trimestral por la diferencia.

Este sistema puede ser interesante para aquellas empresas que de forma periódica presentan declaraciones con resultado a devolver. En este caso conviene analizar qué les conviene:

  • En muchas ocasiones les puede interesar acogerse al Régimen de Devolución Mensual de IVA (REDEME), régimen que les obliga a presentar declaraciones mensuales.
  • Pero en otros casos les puede interesar el sistema de Cuenta Corriente Tributaria. Con ésta pueden liquidar los saldos de sus declaraciones al final de cada trimestre (en lugar de hacerlo mensualmente), retrasando el pago y obteniendo ahorros financieros.

Para acogerse a este sistema las empresas deben estar al corriente de sus obligaciones tributarias. Y además:

  • En 2019 –se toma como referencia el año anterior al de la solicitud- la cuantía de las declaraciones a devolver cobradas o reconocidas deberá haber sido, al menos, del 40% de las declaraciones a pagar presentadas.

No deberán haber renunciado ni haber sido excluidas por Hacienda del sistema de Cuenta Corriente Tributaria durante el año en el que presenten la solicitud ni en el año anterior.



VENTA DE PARTICIPACIONES: AJUSTE DE PRECIO

Si va a vender unas participaciones, prevea una compensación si piensa que el comprador va a revenderlas después a un precio superior

Cuando un socio recibe una oferta de compra de otro socio o de un tercero, puede tener dudas respecto a que el precio que le ofrecen esté por debajo del precio real de mercado. Puede ocurrir, incluso, que el adquirente ya tenga planificada la reventa de esas participaciones a un precio superior.

Para evitar suspicacias en este tipo de operaciones y facilitar la negociación entre socios, puede pactarse que el precio de venta se reajustará al alza si el comprador revende las participaciones a un precio superior. Este pacto es lícito, y conviene que recoja los siguientes aspectos:

  • El plazo durante el cual el vendedor tendrá derecho al reajuste de precio.
  • El porcentaje de precio superior a partir del cual se realizará dicho reajuste.
  • El número de participaciones cuya reventa activará el reajuste (por ejemplo, si revende un determinado porcentaje de las participaciones).
  • Y el importe de la compensación por reajuste.

Conviene también pactar penalizaciones por posibles incumplimientos. Por ejemplo, si se oculta la venta, o si se simula que ésta se ha realizado a un precio inferior, o si se firma una opción de venta de las participaciones ejercitable tras el plazo de aplicación de la cláusula.



DEVOLUCIÓN DEL IRPF SERVICIO VERIFICA

Si su IRPF resultó a devolver y todavía no ha recibido la devolución, tal vez tenga la opción de acceder al servicio VERIFICA…

Recuerde que Hacienda dispone de seis meses para ordenar la devolución del IRPF, plazo que empieza a contar desde el fin del plazo de presentación del impuesto (desde el pasado 30 de junio de 2020).

A estos efectos, recuerde que puede comprobar el estado en el que se encuentra su declaración a través de la web de la AEAT (https://www.agenciatributaria.es). Accediendo al apartado correspondiente, lo normal será que aparezca un mensaje informándole de que su declaración “se está tramitando” o “se está comprobando”.

Sin embargo, también le puede aparecer un mensaje del tipo: “Su declaración tiene incidencias que deben ser contrastadas y el importe a devolver podría ser inferior al solicitado. Si desea resolver sus incidencias y anticipar la devolución, acceda al servicio VERIFICA”. En ese caso:

  • Podrá aceptar que le anticipen el pago de la parte de la devolución solicitada con la que Hacienda está de acuerdo.
  • Asimismo, podrá descargarse en ese momento la notificación de Hacienda en la que se regulariza la parte que ella considera que no procede devolver por haber detectado algún error.

A través de esta servicio podrá solicitar que Hacienda le satisfaga, sin más demora, una parte del importe a devolver (la que Hacienda considera correcta). Y, en caso de que lo estime conveniente, podrá también presentar alegaciones contra la regularización y cobrar más adelante el resto del importe que tenga pendiente de cobro (si finalmente le acaban dando la razón).



ERRORES CATASTRALES E IMPUESTOS LOCALES

Cabe reclamar el IBI y la plusvalía municipal calculados incorrectamente a causa de errores en el valor catastral…

Cuando un contribuyente detecta un error en el valor catastral de un inmueble (por ejemplo, porque el Catastro ha computado más superficie de la debida) y solicita la subsanación de discrepancias ante la Gerencia Regional del Catastro, la resolución de dicha petición no tiene efectos retroactivos (lo dice la propia norma que regula el Catastro).

Hacienda aprovecha esta circunstancia para aplicar esta irretroactividad a los impuestos satisfechos en exceso como consecuencia del error catastral. Así, según Hacienda, las cuotas del IBI y de la plusvalía municipal satisfechas antes de la resolución que modificaba el valor catastral no se ven afectadas.

Pues bien, según el Tribunal Supremo el criterio de Hacienda no es correcto. La irretroactividad que establece la ley catastral sólo tiene efectos catastrales y no afecta a los impuestos calculados sobre el valor catastral, que también pueden ser objeto de reclamación, aunque se hayan satisfecho antes de la resolución. Por tanto:

  • En caso de plusvalías municipales autoliquidadas dentro del plazo de prescripción, será posible solicitar rectificación y devolución de los ingresos indebidos.
  • Las plusvalías y cuotas de IBI liquidadas por Hacienda ya serán firmes, pero cabe entender que será posible reclamar su nulidad de pleno derecho por quebrantar los principios de capacidad económica e igualdad.


¿COMERCIAL O AGENTE INDEPENDIENTE?

Para superar la crisis, algunas empresas están ampliando su red de ventas

La creación o la ampliación de la red comercial puede realizarse a través de vendedores propios o a través de agentes independientes.

La elección de una u otra alternativa depende de diversos factores: la complejidad del producto, el grado de compromiso que se pretende con la red de ventas, la competencia, el mercado o área que se quiere abordar… Y también depende, principalmente, de los costes y de las consecuencias jurídicas de una u otra opción:

  • Costes. Los vendedores propios supondrán costes fijos (sueldo fijo, cotizaciones, desplazamientos y dietas) y costes variables (sus comisiones), mientras que los agentes independientes únicamente supondrán costes variables (las comisiones, aunque en un porcentaje superior a la de los vendedores propios).
  • Consecuencias jurídicas. Los vendedores tendrán una relación laboral con la empresa, mientras que los agentes comerciales tendrán una relación mercantil. Pero ello no implica que se pueda prescindir de los agentes sin coste alguno: en general, al final de la relación éstos tienen derecho a una indemnización por clientela. Y, según las circunstancias, también pueden tener derecho a una indemnización por daños y perjuicios.
  • Mínimos. Tanto en la relación laboral como en la mercantil pueden establecerse mínimos de venta razonables (cuyo incumplimiento puede dar lugar a la rescisión justificada del contrato).

En definitiva, la opción por una u otra alternativa requiere el análisis de diversos factores económicos y jurídicos, por lo que conviene estar bien asesorado a la hora de tomar la decisión.



COMPLEMENTARIA Y MODELO 770

La presentación de este modelo evitará el riesgo de incurrir en delito fiscal

Si una empresa detecta que deja de ingresar alguna suma en autoliquidación fiscal, puede presentar declaración complementaria antes de que Hacienda le requiera a hacerlo. De esta forma evita el riesgo de ser sancionada, y sólo se le exigirán los recargos por ingreso fuera de plazo previstos en la normativa.

No obstante, si la cuota dejada de ingresar supera los 120.000 euros, Hacienda puede considerar delito fiscal y remitir el expediente al Ministerio Fiscal. Para evitar este riesgo, la regularización voluntaria realizada por el contribuyente debe ser completa, e incluir los posibles recargos e intereses aplicables. Es decir, para evitar el riesgo de delito fiscal no basta con regularizar la cuota, sino que el contribuyente debe incluir los recargos e intereses de demora aplicables, sin esperar a que se los liquide Hacienda.

Dicho ingreso debe efectuarse mediante el modelo 770 “Autoliquidación de intereses de demora y recargos para la regularización voluntaria”, cuyo uso entró en vigor el 26 de junio de 2020. Presentando dicho modelo se evita el riesgo de incurrir en delito fiscal.

Nuestros profesionales revisarán su situación fiscal y le asesorarán sobre cómo actuar para evitar riesgos con Hacienda. 



Plazo para solicitar concurso

Las empresas en dificultades pueden demorar la presentación de concurso de acreedores hasta el año 2021

Cuando una empresa tiene problemas de liquidez y deja de atender sus obligaciones de pago de forma general, sus administradores quedan obligados a solicitar ante el juez la declaración de concurso de acreedores. Dicha solicitud debe realizarse en el plazo de dos meses desde que los administradores conocen (o deberían conocer) ese estado de insolvencia.

No obstante, a raíz de la crisis generada por el coronavirus, esta obligación de presentar la solicitud de concurso ha quedado suspendida hasta el 31 de diciembre de 2020. Es decir, aunque la solicitud puede presentarse durante el año 2020, se permite que los administradores esperen hasta el año 2021 para hacerlo.

En todo caso, ello no suspende el deber de diligencia de los administradores. Por tanto, si deciden esperar, es conveniente que no tomen decisiones que puedan agravar o empeorar la situación económica de la empresa (si lo hicieran, se les podrían exigir responsabilidades).

Por ejemplo, si adquieren gran cantidad de mercancías cuando es previsible que no las van a utilizar, o si transmiten activos importantes de la empresa, o si contraen obligaciones más allá de lo necesario para mantener la actividad ordinaria de la empresa.



¿Qué ocurre con los próximos pagos a cuenta de aquellas sociedades que tengan que presentar dos veces el Impuesto sobre Sociedades?

Como consecuencia de la crisis del coronavirus, algunas sociedades se verán obligadas a presentar dos veces el impuesto sobre sociedades. Y cuando esto suceda, los pagos a cuenta de dicho impuesto correspondientes a octubre y diciembre –cuando deban presentarse según el sistema de cuotas- se verán afectados.

Puesto que dichos pagos se calculan según la cuota a ingresar (casilla 599) del último ejercicio cuyo plazo de declaración estuviese vencido, cabe entender lo siguiente:

  • Pago de octubre. El pago fraccionado de octubre deberá efectuarse en función de la cuota a ingresar de la declaración del Impuesto sobre Sociedades presentada hasta el 27 de julio.
  • Pago de diciembre. Y el pago de diciembre, en función de la cuota de la declaración presentada hasta el 30 de noviembre.

Dado que el 30 de noviembre es una fecha de presentación máxima, puede ocurrir que alguna empresa presente la segunda declaración del Impuesto sobre Sociedades antes de que se inicie el plazo de presentación del pago a cuenta de octubre. En tal caso, y con la ley en la mano, ese pago a cuenta de octubre deberá realizarse según la declaración presentada el 27 de julio (ya que el plazo legal de presentación de la segunda declaración aún no estará vencido). Ello, sin perjuicio de que en las próximas semanas Hacienda pueda publicar alguna norma aclaratoria, dada la excepcionalidad de la situación.



RESUMEN MEDIDAS DE APOYO AUTÓNOMOS Y EMPRESAS

Con el fin de poner un poco de luz en la avalancha de información y medidas tomadas en las últimas semanas por el gobierno, le hacemos llegar un resumen de las medidas mas importantes en el ámbito económico que afecta directamente a pymes y autónomos. Ante cualquier duda que pueda tener en su situación particular no dude en ponerse en contacto con nosotros estaremos encantados de poder ayudarle. 

Aplazamiento de impuestos. Se podrán aplazar 6 meses todos los impuestos correspondientes al primer trimestre de 2020. Sin intereses los 3 primeros meses. Las cuotas de los aplazamientos en vigor se han pospuesto hasta el 30 de abril de 2020 si fueron concedidos antes del 18 de marzo y hasta el 30 de mayo si fueron posteriores.El Impuesto de Vehículos de tracción mecánica (IVTM) se aplaza hasta el 03 de Julio de 2020.Ampliación del plazo de presentación y pago de 3 meses de los impuestos de sucesiones, donaciones, itp y ajd 

Aplazamiento de Cuotas de seguridad social de autónomos y régimen general. Prórroga de 6 meses sin intereses para las empresas y los trabajadores por cuenta propia incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social. Deben solicitar y cumplir con los requisitos y condiciones que se establecerán mediante Orden del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones previo acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos. (Aún están por determinar)Nota: Estas cuotas se deberán abonar seis meses después. Se habilita a la Tesorería General de la Seguridad Social a la concesión de forma excepcional de moratorias en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social atendiendo a excepcionales circunstancias, en los casos y condiciones que se determinen mediante Orden Ministerial. El periodo de devengo en el caso de empresas sería el comprendido entre abril y junio de 2020, mientras que en el caso de los autónomos sería el comprendido entre mayo y julio de 2020. Y, en este ámbito, se permite que las empresas y autónomos que no tengan en vigor aplazamientos de pago de deudas con la Seguridad Social puedan solicitar hasta el 30 de junio de 2020 el aplazamiento del pago de sus deudas con la Seguridad Social, que deban ingresar entre los meses de abril y junio de 2020, siendo de aplicación un 0,5% de intereses. – aquellos autónomos que hayan suspendido su actividad y pasen a percibir la prestación por cese de actividad regulada en el Real Decreto-ley 8/2020 y que no 4 hayan ingresado en plazo las cotizaciones sociales correspondientes a los días efectivamente trabajados 

Linea de financiación Se han habilitado líneas de financiación con el aval del estado de hasta e 80% del capital para pymes y autónomos. 

Flexibilización de los contratos de suministro de electricidad para autónomos y empresas. (Mientras esté en vigor el estado de Alarma)Se permite que los autónomos y empresas puedan suspender temporalmente sus contratos de suministro o modificar sus modalidades de contratos sin penalización; asimismo, se les posibilita el cambio de peaje de acceso y el ajuste de la potencia contratada al alza o a la baja, sin coste alguno.Una vez concluido el estado de alarma, se les vuelve a permitir una nueva modificación sin coste ni penalización.Para los autónomos y PYMES se ha establecido un mecanismo de suspensión del pago de la factura de electricidad, gas natural y otros productos derivados del petróleo, por parte del titular del contrato al comercializador de electricidad y gas o, en su caso, el distribuidor en gases manufacturados y GLP canalizado. Asimismo, para que los comercializadores o distribuidores no asuman cargas de tesorería indebidas, se les exime de afrontar el pago de los peajes durante el periodo de suspensión del pago.Cada compañía debe solicitarlo. 

Bono social por parte de trabajadores autónomos que hayan cesado su actividad o hayan visto reducida su facturación como consecuencia del COVID-19Podrán solicitar el aplazamiento de los recibos de suministros de su vivienda habitual aquellas empresas en las que su facturación se haya visto afectada al menos en un 75% por debajo del promedio medio que vienen facturando. 

Disponibilidad de los planes de pensiones en caso de desempleo o cese de actividad derivados de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 Se dispondrá de ellos parcialmente solo el complemento de los ingresos perdidos 

Arrendamiento de localesLos autónomos con locales arrendados para la gestión de su negocio que hayan reducido su facturación más de un 75% podrán solicitar condonación o moratoria a su arrendador. Si el arrendador es un particular con menos de 10 bienes inmuebles en propiedad (excluidos las plazas de garaje) podrá podrá aceptar del inquilino, voluntariamente, el aplazamiento del pago de la renta o la condonación total o parcial de la misma, si no se hubiera acordado nada previamente entre las partes.El propietario tendrá siete días laborables para aceptar las condiciones, pero en caso de no aceptar el aplazamiento o condonación (porque, por ejemplo, no pudiera permitírselo tampoco económicamente), el inquilino vulnerable tendrá acceso al programa de ayudas de financiación reguladas en el real decreto, como son las ayudas directas o un microcrédito del ICO. Por tanto, para el pequeño arrendador la moratoria es optativa.


Aumento deducción de maternidad.

El pasado 21 de diciembre se aprobó el  modelo 233, «Declaración informativa por gastos en guarderías o centros de educación infantil autorizados»

Las guarderías y escuelas infantiles deberán presentar una declaración informativa a la Agencia Tributaria con los datos de los menores matriculados durante algún mes completo de 2018 antes del 15 de febrero. El objetivo es que Hacienda tenga todos los datos antes de que comience la campaña de la Renta para incluir el nuevo cheque guardería que permitirá incrementar la deducción por maternidad -actualmente fijada en 1.200 euros- en hasta un máximo de 1.000 euros por año adicionales por gastos de escolarización de niños entre cero y tres años.

De este modo, los centros deberán cumplimentar el modelo 233 e incluir datos relativos al NIF de los progenitores, los datos de los menores que cumplan hasta tres años en dicho ejercicio, los meses completos de asistencia, los gastos anuales pagados y el importe subvencionado.

Los contribuyentes no tendrán que solicitar ningún certificado a Hacienda de cara a la campaña de la Renta 2018, simplemente, deberán cumplimentar las casillas correspondientes en su declaración. Hacienda se encargará de cruzar estos datos con los del modelo 233, que deben presentar los centros infantiles.



La devolución de los gastos de formalización de hipoteca

hipoteca

STS de 23 de diciembre de 2015 y SAP Zaragoza de diciembre de 2016.

En diciembre de 2015 el Tribunal Supremo declaró abusivas las cláusulas de los préstamos hipotecarios que obligan al cliente a asumir todos los gastos e impuestos de formalización de hipotecas, cuando deberían ser asumidos por los bancos. Desde entonces, la Audiencia Provincial de Zaragoza, un juzgado de Pontevedra, otro juzgado de Granollers y otro de Oviedo, al menos, han dado la razón a los clientes.

La Audiencia Provincial de Zaragoza, siguiendo el criterio del Tribunal Supremo, declara nula la cláusula del contrato que establece que “son de cuenta exclusiva de la parte prestataria todos los tributos, comisiones y gastos ocasionados por la preparación, subsanación, tramitación” de la escritura hipotecaria. El Tribunal Supremo ya afirmó que “resulta llamativa la extensión de la cláusula que pretende atribuir al consumidor todos los costes derivados del contrato, supliendo y contraviniendo, normas legales”. La segunda cuestión que se plantea necesariamente es sobre qué gastos e impuestos sufragados por los clientes como consecuencia de estas cláusulas debería haber asumido el banco. Sería falso decir que esta es una cuestión pacífica a día de hoy. De hecho, el debate está cada vez más interesante. La Jurisprudencia que irá llegando sobre este asunto nos podrá posicionar y concretar algunos matices que aún no han quedado del todo resueltos en la sentencia del Tribunal Supremo y la de la Audiencia Provincial de Zaragoza.



El derecho al olvido de los datos personales recogidos en el Registro de Sociedades

derecho al olvido

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictaminado que no existe el «derecho al olvido» para los datos personales recogidos en el registro de sociedades, aunque los Estados miembros pueden optar por establecer un acceso «restringido» por parte de terceros a esta información tras un plazo «suficientemente largo» tras la liquidación de la empresa afectada.