laura

Herencias y notarías van de la mano pero… ¿es siempre así?

Los gastos a afrontar en notaría a la hora de tramitar una herencia no suelen ser precisamente exiguos. Es por ello que nos preguntamos, ¿es siempre necesario pasar por dicho trámite?

Existen ciertos casos previstos legalmente en los cuales podemos evitar el costoso servicio de la notaría a la hora de procesar una herencia. Dichos escenarios son los siguientes:

  • Herencia en la que no existen bienes inmuebles: En aquellos casos en los que la masa hereditaria esté compuesta por dinero en metálico, acciones u otros bienes muebles tales como joyas, obras de arte… no será necesario acudir al notario, bastando en esta ocasión con la formalización en documento privado (cuaderno particional) de la aceptación y partición de la herencia, debiendo reflejar los bienes, deudas… así como la respectiva adjudicación.
  • Herencia con hijo único: En aquellos casos en que el llamado a la herencia sea hijo único y no exista ningún interesado con derecho a legítima ni persona autorizada para adjudicar la herencia, el mismo heredero podrá presentar una instancia con el título sucesorio y los documentos pertinentes, siendo tan solo necesario que su firma esté legitimada notarialmente para poder inscribir en el Registro de la Propiedad la herencia a su favor.
  • Usufructo del cónyuge supérstite: En aquellos casos que uno de los cónyuges fallezca y medie testamento en el cual se otorgue al cónyuge supérstite el usufructo universal y vitalicio de los bienes de la herencia, no será necesario acudir al notario si además no hay intención de vender los bienes o adjudicarlos a alguno de los herederos.

No obstante, en todos estos casos comentados, se habrán de liquidar todos aquellos impuestos devengados.

Si tienes cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.



Deducción Planes de pensiones 2022

Con tantos cambios respecto a las aportaciones a los planes de pensiones, ¿Cuánto me puedo deducir en la Renta de 2021 y cuánto me podré deducir en este 2022?

Las aportaciones a los Planes de Pensiones están siendo objeto de muchas modificaciones en estos últimos años. Si bien hasta 2020 podían ser objeto de reducción en la base imponible hasta 8.000€ por las aportaciones a estos productos, en 2021 fue rebajada dicha reducción a 2.000€ y para este 2022 se queda el límite en 1.500€.

No obstante, cabe mencionar ciertos detalles que afectan a la campaña de la renta 2021 y a las aportaciones que se realicen a los Planes de Pensiones en 2022.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que dicho límite de 2.000€ para 2021, se puede ver ampliado en 8.000€ siempre y cuando dicho incremento provenga “exclusivamente” de las contribuciones empresariales.

En segundo lugar, y haciendo referencia a las comillas expuestas en el párrafo anterior, para este 2022 el límite se queda en 1.500€, pudiendo incrementarse en 8.500€ si tales aportaciones provienen ya no exclusivamente de contribuciones empresariales, sino también de las aportaciones que el mismo trabajador haga al mismo plan de pensiones o instrumento al que lo haya hecho el empresario, con  el límite de aportar la misma o menor cantidad que la que ha realizado el propio empresario.

Se debe tener en cuenta que, estos incrementos a 8.000€ o 8.500€ están referidos a contribuciones a planes de pensiones de empleo, es decir, a aquellos que han sido promovidos por la empresa, sindicatos, federaciones o asociaciones empresariales. Tienen estos productos una doble ventaja fiscal:

Por una parte, el trabajador se podrá deducir dichas aportaciones de igual manera que respecto a los Planes de Pensiones Individuales y; de otra, las aportaciones que realice la empresa serán gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

Si quieres ampliar información al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.