laura

RECUPERACIÓN DEL IVA DE LOS IMPAGADOS

Recuerde que puede recuperar el IVA no cobrado una vez transcurrido un determinado plazo desde la operación

Cuando su empresa repercute IVA, debe incluirlo en la declaración periódica correspondiente a la fecha en que se haya realizado la operación, incluso aunque no lo haya cobrado (salvo que haya optado por el criterio de caja, circunstancia que no es habitual). 

Pues bien, si han transcurrido seis meses o un año desde la fecha de la operación sin haber cobrado (o sólo un año si su empresa factura más de 6.010.121,04 euros), puede rectificar la factura emitida y anular el IVA repercutido.  De esta forma podrá considerar un menor IVA repercutido en su declaración periódica, y recuperar el importe ingresado a Hacienda en su día.

Para que pueda rectificar la factura deberán cumplirse los siguientes requisitos:

  • Deberá haber instado al deudor a que pague (a través de una reclamación judicial o un requerimiento notarial).
  • El destinatario de la operación deberá ser un empresario o profesional (si no lo es, la base imponible de la operación, IVA excluido, deberá superar los 300 euros).
  • La factura rectificativa deberá emitirse dentro de los tres meses siguientes al transcurso de los seis meses (o un año) indicados, y deberá remitirse al cliente en dicho plazo.
  • La emisión de la factura rectificativa también deberá comunicarse a Hacienda, en este caso dentro del plazo de un mes desde la emisión.

La rectificación sólo se hace a efectos de recuperar el IVA, y en ningún caso implica una renuncia a seguir reclamando el principal.



INFORMACIÓN DE OPERACIONES VINCULADAS

Si su empresa realizó operaciones vinculadas durante el ejercicio 2019, es posible que este mes de noviembre deba presentar el modelo 232

En general, deben declararse en el modelo 232 las siguientes operaciones vinculadas:

  • Las realizadas con una misma entidad que, en conjunto, superen los 250.000 euros.
  • Determinadas operaciones por un importe conjunto de cada tipo de ellas que supere los 100.000 euros (ventas de inmuebles, transmisión de participaciones, operaciones con intangibles, etc.)
  • Las operaciones realizadas con paraísos fiscales, independientemente de su cuantía.
  • Y las cesiones de inmovilizados intangibles a entidades vinculadas que disfruten de la reducción del 60% prevista en la normativa del Impuesto sobre Sociedades, también con independencia de su cuantía.

También es obligatorio declarar las operaciones vinculadas -aunque no se alcancen los límites indicados en los dos primeros puntos anteriores- cuando las operaciones vinculadas del mismo tipo y método de valoración realizadas con una misma entidad vinculada, en conjunto, superen el 50% de la cifra de negocios de la empresa. 



CUENTA CORRIENTE TRIBUTARIA

Hasta el próximo 2 de noviembre puede solicitar que en 2021 le sea de aplicación el sistema de Cuenta Corriente Tributaria

La Cuenta Corriente Tributaria permite compensar entre sí los resultados a ingresar o a devolver de las declaraciones de Impuesto sobre Sociedades, IVA, retenciones y pagos a cuenta, de forma que se podrá efectuar una sola liquidación trimestral por la diferencia.

Este sistema puede ser interesante para aquellas empresas que de forma periódica presentan declaraciones con resultado a devolver. En este caso conviene analizar qué les conviene:

  • En muchas ocasiones les puede interesar acogerse al Régimen de Devolución Mensual de IVA (REDEME), régimen que les obliga a presentar declaraciones mensuales.
  • Pero en otros casos les puede interesar el sistema de Cuenta Corriente Tributaria. Con ésta pueden liquidar los saldos de sus declaraciones al final de cada trimestre (en lugar de hacerlo mensualmente), retrasando el pago y obteniendo ahorros financieros.

Para acogerse a este sistema las empresas deben estar al corriente de sus obligaciones tributarias. Y además:

  • En 2019 –se toma como referencia el año anterior al de la solicitud- la cuantía de las declaraciones a devolver cobradas o reconocidas deberá haber sido, al menos, del 40% de las declaraciones a pagar presentadas.

No deberán haber renunciado ni haber sido excluidas por Hacienda del sistema de Cuenta Corriente Tributaria durante el año en el que presenten la solicitud ni en el año anterior.