laura

COMPLEMENTARIA Y MODELO 770

La presentación de este modelo evitará el riesgo de incurrir en delito fiscal

Si una empresa detecta que deja de ingresar alguna suma en autoliquidación fiscal, puede presentar declaración complementaria antes de que Hacienda le requiera a hacerlo. De esta forma evita el riesgo de ser sancionada, y sólo se le exigirán los recargos por ingreso fuera de plazo previstos en la normativa.

No obstante, si la cuota dejada de ingresar supera los 120.000 euros, Hacienda puede considerar delito fiscal y remitir el expediente al Ministerio Fiscal. Para evitar este riesgo, la regularización voluntaria realizada por el contribuyente debe ser completa, e incluir los posibles recargos e intereses aplicables. Es decir, para evitar el riesgo de delito fiscal no basta con regularizar la cuota, sino que el contribuyente debe incluir los recargos e intereses de demora aplicables, sin esperar a que se los liquide Hacienda.

Dicho ingreso debe efectuarse mediante el modelo 770 “Autoliquidación de intereses de demora y recargos para la regularización voluntaria”, cuyo uso entró en vigor el 26 de junio de 2020. Presentando dicho modelo se evita el riesgo de incurrir en delito fiscal.

Nuestros profesionales revisarán su situación fiscal y le asesorarán sobre cómo actuar para evitar riesgos con Hacienda. 



Plazo para solicitar concurso

Las empresas en dificultades pueden demorar la presentación de concurso de acreedores hasta el año 2021

Cuando una empresa tiene problemas de liquidez y deja de atender sus obligaciones de pago de forma general, sus administradores quedan obligados a solicitar ante el juez la declaración de concurso de acreedores. Dicha solicitud debe realizarse en el plazo de dos meses desde que los administradores conocen (o deberían conocer) ese estado de insolvencia.

No obstante, a raíz de la crisis generada por el coronavirus, esta obligación de presentar la solicitud de concurso ha quedado suspendida hasta el 31 de diciembre de 2020. Es decir, aunque la solicitud puede presentarse durante el año 2020, se permite que los administradores esperen hasta el año 2021 para hacerlo.

En todo caso, ello no suspende el deber de diligencia de los administradores. Por tanto, si deciden esperar, es conveniente que no tomen decisiones que puedan agravar o empeorar la situación económica de la empresa (si lo hicieran, se les podrían exigir responsabilidades).

Por ejemplo, si adquieren gran cantidad de mercancías cuando es previsible que no las van a utilizar, o si transmiten activos importantes de la empresa, o si contraen obligaciones más allá de lo necesario para mantener la actividad ordinaria de la empresa.



¿Qué ocurre con los próximos pagos a cuenta de aquellas sociedades que tengan que presentar dos veces el Impuesto sobre Sociedades?

Como consecuencia de la crisis del coronavirus, algunas sociedades se verán obligadas a presentar dos veces el impuesto sobre sociedades. Y cuando esto suceda, los pagos a cuenta de dicho impuesto correspondientes a octubre y diciembre –cuando deban presentarse según el sistema de cuotas- se verán afectados.

Puesto que dichos pagos se calculan según la cuota a ingresar (casilla 599) del último ejercicio cuyo plazo de declaración estuviese vencido, cabe entender lo siguiente:

  • Pago de octubre. El pago fraccionado de octubre deberá efectuarse en función de la cuota a ingresar de la declaración del Impuesto sobre Sociedades presentada hasta el 27 de julio.
  • Pago de diciembre. Y el pago de diciembre, en función de la cuota de la declaración presentada hasta el 30 de noviembre.

Dado que el 30 de noviembre es una fecha de presentación máxima, puede ocurrir que alguna empresa presente la segunda declaración del Impuesto sobre Sociedades antes de que se inicie el plazo de presentación del pago a cuenta de octubre. En tal caso, y con la ley en la mano, ese pago a cuenta de octubre deberá realizarse según la declaración presentada el 27 de julio (ya que el plazo legal de presentación de la segunda declaración aún no estará vencido). Ello, sin perjuicio de que en las próximas semanas Hacienda pueda publicar alguna norma aclaratoria, dada la excepcionalidad de la situación.